Hablando de sexo y esas cosas




"Hace muchos años era una falta de respeto que los menores hablaran, cantaran o rieran en la mesa" Solté eso y mi hijo mayor me miró como si estuviese loca.

Los tiempos han cambiado y en muchos casos para bien, pero veo que hay cosas que avanzan demasiado rápido y otras demasiado lento cuando deberían ir a la par.

Un ejemplo claro es el tema del sexo.

Según he leído por ahí la edad de inicio de las relaciones sexuales de las chicas en España ronda los 16 años, cuatro años antes que la generación de mujeres que ahora tiene 45. 

Visto esto, lo más coherente sería que las charlas sobre sexo, embarazo, anticoncepción y demás empezara unos años antes. Pero en ese sentido vamos a paso de tortuga.

Y no hablo de los centros educativos, que en realidad están para otras cosas (aunque si aportan su granito de arena ayudan mucho), me refiero a los padres.

Hace un tiempo alguien me comentó que tenía unos amigos cuyo hijo ya había tenido su primera experiencia sexual con 13 años y que cuando los padres se enteraron no supieron cómo reaccionar porque nunca habían hablado del tema en casa...Padres jóvenes, modernos y socialmente activos, no lo entiendo.

Cuando mi hijo vino a mí con 5 años para decirme que lo que le habían contado de cómo se hacían los bebés no se lo tragaba primero entré en pánico, pero luego entendí que tratándose de un niño curioso y con constante necesidad de saber era normal. Así que me fui a la biblioteca en busca de material de apoyo y me preparé "la charla".

Básicamente le expliqué todo sin entrar en detalle de las relaciones sexuales porque tampoco pareció interesarle y se quedó conforme. Me preocupaba un poco el hecho de lo que pudiera comentar en clase así que lo hablé con su tutora y me dijo que era muy lógico en él querer saberlo todo y que lo que le habíamos dicho estaba bien así que me quedé más tranquila.

Claro, luego hablando con otras madres del tema me quedé muerta porque me dí cuenta de que es algo que los padres ven tan lejano que ni se les pasa por la cabeza responder a sus hijos con sinceridad. Frases como "Me comí a tu hermanito cuando era muy pequeñito y ahora crece en la barriga hasta que esté bien grande para sacarlo" son las que más salieron cuando pregunté a las embarazadas. A mí personalmente me horroriza.

Este curso mi hijo mayor está en 1º de ESO  y su hermano en sexto de primaria y llevamos ya unos tres años hablando de sexo, drogas, anticonceptivos, tipos de relaciones de pareja y todo lo que ellos necesiten saber. Con normalidad y sin florituras porque, además de ser lo mejor para ellos, no son tontos y todo lo que no les enseñemos en casa lo aprenderán en otra parte y quizás de la peor de las maneras.

Hablar con nuestros hijos no es difícil, de verdad. Con naturalidad y sin ponerle sobriedad al asunto puede ser hasta divertido y crea un vínculo especial de confianza que a los padres nos tranquiliza.

Nunca es pronto para tener una charla si ellos la necesitan. Puede que las primeras veces nos cueste un trabajo enorme, pero quien mejor que nosotros, sus padres, para mostrarles el mundo y enseñarles a cuidar y respetar de ellos mismos y de los demás.

Comentarios

  1. A mi me da pudor en pensar en hablar con ello de mi hijo, lo reconozco. Pero sé de la importancia que tiene y hay que buscar la forma. Por suerte ahora disponemos de muchos recursos que nos ayudan: libros, películas... Cada cual debe encontrar la mejor forma. Creo que es muy importante.

    ResponderEliminar
  2. Flipo con lo de me comí a tu hermano y ahora crece en mi barriga. Yo creo que le digo a mi hija eso y la traumatizo de por vida.
    Creo que en casa ningún tema debe ser tabú y se deben hablar con sinceridad, aunque dependiendo de la edad se debe profundizar más.
    Tengo claro que conversaciones de este tipo vienen en el pack de la maternidad. Y debemos de ser conscientes como lo contamos.

    ResponderEliminar
  3. Ays que se comió al hermano! Pero como dice eso la gente! La verdad que no se como lo plantearemos en casa cuando llegue el momento, pero te felicito por hacerlo con tanta naturalidad. Besos

    ResponderEliminar
  4. Leyendo el Post me ha venido a la cabeza cuando una de las hijas de mi prima me pregunto que como se había metido ahí la bebe (el año pasado cuando estaba embarazada) y empecé a hablar y vino rápidamente su madre a decirle que lo había puesto ahí los reyes, ante mi mirada incrédula 😳. Supongo que esa conversación no me tocaba a mí pero creo que podría habérselo explicado sin entrar en detalle y de forma más realista.

    ResponderEliminar
  5. Me parece uno de los mejores post que he leído últimamente. Sabes que estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices, hay que dejar tabúes de lado y empezar a tratar con normalidad un tema que por muy niños que sean tienen que estar concienciados porque es a lo que estarán expuestos.

    Me encanta leerte amiga!! Escribe más! Te quiero

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Me encantaría saber que opinas del post!