sábado, 28 de mayo de 2016

¡Nos vamos de cumpleaños! ...o no

El mundo de las fiestas de cumpleaños es realmente amplio.

Recuerdo cuando yo era pequeña la celebración la hacíamos en casa con unos cuántos amigos,piñata, tarta y algún payaso o mago amenizando la fiesta. 

Por no decir que mi hermano y yo cumplimos años con 9 días de diferencia así que hasta que tuve edad de negarme me tocó compartir el cumple con él.

Ahora, como madre, soy muy "especialita" para estas cosas. El hecho de pensar en meterme en un parque de bolas claustrofóbico con 30 niños viendo como saltan dentro de un castillo hinchable me da alergia.





Soy de las que, a no ser que tenga una relación de amistad con la familia del cumpleañero, he preguntado antes de la fiesta si podía dejar a los niños e irme. 

Lo siento, llamarme antisocial si queréis, pero por ahí no paso.

Ahora mis hijos ya son más grandes y no me toca poner excusas, aunque alguna vez me han mirado raro por no quedarme sentada en la mesa de padres comiendo, bebiendo y hablando con gente que solo veo dos minutos en la puerta del colegio.

Insisto, soy antisocial.

Pero bueno, aunque me salve de las excusas de lo que no escapo es de tener que dar explicaciones a mis hijos de por qué no pueden ir a un cumpleaños. 

Sin ir más lejos hace unos días me dice mi hijo mayor que el fin de semana celebraba su cumpleaños un compañero de clase. Estuve rompiéndome la cabeza pensando que regalar a un chaval de 11 años hasta que llegó la invitación a casa y no pude hacer más que reir sin parar.

La invitación decía literalmente que quedaban en x sitio a las
ocho de la tarde-noche (niños de 10 y 11 años), que iban a x 
bar y para rematar que cada uno se paga lo suyo.

Resumiendo: Mi hijo te lleva un regalo para ir a última hora de la tarde del domingo al bar que tú me digas a gastar mi dinero...Si quieres también después me llego a tu casa y te la dejo limpia para la semana.

Vamos, que así celebro yo cumpleaños, cumplemes y cumplesemanas😂😂😂

Mi hijo cumple años justo un mes después que las gemelas así que el año pasado no pudimos organizar nada. 

Compramos unos refrescos, pizzas y patatas, pusimos la mesa en la puerta de casa y celebró su cumple con los niños del barrio. 

La frase del cumpleañero al final del día fue "Ha sido el mejor cumpleaños que he tenido".

Así que no hace falta gastarse una fortuna y tampoco hacer una fiesta a costa de "los invitados", simplemente hay que organizarse y buscar ideas (en internet hay muchísimas) que al final la ilusión de los niños es estar con sus amigos y divertirse. 






 

2 comentarios:

  1. 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼
    Olé asi yo también hago mi cumple y mi boda! Yo os invito venga y ustedes pagáis 😂😂😂😂😂

    ResponderEliminar
  2. El caso es que estoy alucinando con la cantidad de niños que han ido...Pero creo que es porque así también aprovechan los padres...

    ResponderEliminar

¡Me encantaría saber que opinas del post!